"Between joke and joke... the truth is shown"

psychoanalysis, culture, art and technology

Thursday, January 07, 2010

Mi madre y el secuestrador

por

Camilo RG


Suena el teléfono de la casa. La señora, ama de casa, contesta.

- - Bueno, si, bueno, a ver…no le escucho bien

Del otro lado, una voz, aunque directa, algo titubeante:

- - Señora, escúcheme bien…tenemos…

- - A ver, a ver…no le escucho bien, a ver, ya, ¿qué dice…?

- - Si, señora, le decía que…

- - A ver, discúlpeme señor, es que está muy alto la radio y también tienen la televisión prendida y a todo volumen, a ver espere a que le bajen…a ver tu, bájale a la tele y dile a tu hermana que le baje al radio, que se va a quedar sorda. Si, Ya, dígame….Grita al teléfono a quien supuestamente está bajándole: ¿Ya le bajaste? ¡Es que estoy en una llamada y no oigo nada! A ver, si me decía…chin…espéreme señor, que pena, discúlpeme, deje ir a la estufa, pues dejé algo en la lumbre y en la lavandería ya me está pitando la, chin, espéreme …….………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….............................................................................................................................................................................................................................................................A ver, si ya, ya, ahora si, a ver, dígame, que pena con usted señor, que le haga perder tanto tiempo….

- -Señora, le decía que tenemos vigilados a sus hijos y que…

- -A ver señor, discúlpeme, pero están tocando a la puerta, creo que son los del agua y no hay quien habrá, discúlpeme, ¡m´ijo ábrele al señor!!! Y luego para colmo la señora que me ayuda no ha venido el día de hoy, y ni siquiera me avisó, espere señor, discúlpeme.....……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………--Ya, ya, no era nadie, bueno si era, pero era de esos vendedores que te quieren embaucar con cualquier cosa, este vendía chamarras de cuero, que muy baratas…¿será?, sonaba como extranjero…mira que no venir en otras horas, hasta parece que saben que una está ocupada, hasta parece que la tienen a una vigilada. Tienen un tino para aparecerse…Hay disculpe señor, pero si no le he dejado hablar…Rompe en risas. Espero que no sea ud un vendedor, que quiera venderme algo, como tiempos compartidos o un fraude telefónico, de eso de “Se sacó un auto, pero tiene que depositar dinero a esta cuenta” o como a una comadre que la muy sonsa compró cinco mil pesos en tarjetas de celular, estuvo raspe y raspe, la muy pend….les dictó los números al fulano, que porque se había sacado un auto, pero hazme el grandísimo favor, o como decía otra de mis comadres “Hazme el chingado favor”…pero ¿quién en estos tiempos de crisis te da un premio… primero, sin que hayas comprado boleto, y segundo, qué te pida algo?… Si perdón señor, no lo he dejado hablar, me decía…pero es que, disculpe, como decía una tía abuela, no es que me queje es que no tengo con quien platicar, ya ve una aquí en el quehacer de la casa, entre recoger, la comida, los huercos de ahora que no ayudan… Pero ya, si, ya, ¿me decía…?

- -Le decía que sus hijos están bien vigilados y que…

- - Uf, que alivio. A que bien que estén bien vigilados, entonces puedo estar tranquila, ¡Que bueno que los vigilen! Porque ya ve como están las cosas, con tanto crimen y secuestro, y viejos delincuentes, y cuanta muerte, ya ve usted todo lo que sale en las noticias…bueno, si, bueno, señor, señor, bueno, bueno…mmm, ¡colgó!, Mira, pos este, me colgó, no ha de haber sido tan urgente de cualquier manera.

4 comments:

Giovanni said...

Este mi querido Camilo, es un reflejo angustiante de las muchas necesidades que hay en muchos (por no decir todos) hogares mexicanos. Una realidad que no cualquiera aborda. Chingón tu artículo. Saludos.

Camilo Ramírez Garza said...

Mucha gracias por tu comentario Giovanni!!!

psicologocarlosmoreno said...

Saludos,muy buen escrito.
Por cierto ¿sabes en qué consiste el fraude de las chamarras? es que por acá en Monclova andaban unos "españoles" vendiendo, pero no supe en donde está el fraude.
Saludos

Camilo Ramírez Garza said...

No sé si sean los mismos, pero por acá, en Mty, anduvieron varios extranjeros "Dando gato por liebre"...las chamarras no eran de piel,ni mucho menos de cuero...pero las vendían como tal, esa era una, la otra era pagar grandes sumas por adelantado y nunca entregar el producto.